Translate

"Mirar no siempre es ver"

Gracias por su visita , intento desde el lugar que elegi para vivir dar a conocer la hermosa naturaleza que nos rodea y a veces no la sabemos ver , por lo tanto no la valoramos.

aves de mi region santafesina

Familia JACANIDAE

JACANA - Jacana jacana

Habitan en todo tipo de zonas acuáticas de gran parte de América del Sur


En nuestro pais su distribución va desde nuestro norte hasta La Pampa y Bs. As.
Se las suele ver solas, en parejas o en grupos junto a los juveniles
La jacana es de hábitos poliándricos. En este inusual sistema de apareamiento la hembra forma su harem y elige hasta cinco machos con los que se aparea en forma simultanea y por separado en el territorio que cada uno de ellos aporta. El macho solo se aparea con esa hembra quedando a su cargo la construcción del nido al igual que la incubación y cuidado de huevos y pichones.

Una característica típica de este sistema es que las hembras son de mayor tamaño que los machos.







Son identificables por sus pies con dedos largos y garras que les permiten caminar sobre los nenúfares flotantes y lagunas poco profundas, que son su hábitat preferido donde depositan los huevos..

Se alimentan de insectos actuáticos, moluscos, pequeños peces y también semillas de plantas de agua dulce. 










Colocan cuatro huevos ovoidales de color pardo amarillento u ocraceos, chorreados de lineas negras por toda la superficie.










Adopta posturas típicas disuasivas para protejer a sus huevos o pichones







Jacana juvenil                                                                                       Jacana  inmaduro



Leyenda


Cuentan que en un pueblo perdido, en lo que hoy podría ser el litoral argentino, cierto día llegó una hermosa joven que; con su cautivante figura y sensualidad perturbó a los hombres del poblado.

La gente de este pueblo, era muy conservadores y respetuosos de sus costumbres. Eran trabajadores, hijos honrados, buenos novios, maridos y padres, al igual que las pudorosas mujeres.
Se vivía en confraternidad y parecía que nada podía perturbarlo.
La llegada de la nueva habitante, dejaría demostrado que no todo estaba dado y que era inalterable para siempre.
La figura escultural de la joven, enamoraba a todo hombre que la mirara, no importando la edad, si era soltero o casado, quedando subyugados por sus virtudes femeninas.
Hasta el mismo cura, que en una ocasión en que tocaba las doce campanadas del mediodía, terminó haciendo sonar las siete de la tarde. Si no fuera por el reproche de una vecina, cuentan que todavía estaría haciendo retumbar la campana.
 La tranquilidad del pueblo se comenzó a alterar y como era de esperar las mujeres comenzaron a mirar con mala cara a la recién llegada.
La atractiva joven, accedía a las pretensiones de los enamorados hombres. Era tal el descontrol masculino, que las mujeres organizaron una reunión para encontrar una solución drástica.
La invitarían al río a nadar y allí la ahogarían y problema solucionado.
La única mujer que faltó a la reunión fue la hechicera ya que no estaba en el pueblo, al regresar esta a su casa encuentra a la joven con su esposo.
Esta no dijo nada, mientras el marido trataba de dar explicaciones, la joven se alejó corriendo casi sin ropa.
Al otro día un grupo de mujeres invitan a la joven al río a nadar, esta accede entusiasmada, sin sospechar nada.
Al llegar la joven se sorprende al ver a todas las mujeres del pueblo juntas y que la cortesía había terminado y comenzaban a recriminarle su vida lujuriosa.
Ante las acusaciones la joven atinó a justificarse, explicando que lo hacía por instinto y que nunca pretendió deshonrar a ninguna mujer del pueblo.
El descargo, no modificó los planes de estas; así fue que la ataron de pies y manos y colgándole una pesada piedra la arrojaron al río.
A pesar de que los hombres sabían lo que sus mujeres estaban haciendo, ninguno acudió en  ayuda de la joven.
Cuentan que estos esperaban que los dioses la convirtieran en sirena y así poder seguir disfrutando de sus placeres.
Al finalizar tal acto de crueldad las mujeres se retiraron alegres a ver a sus hombres. A la orilla del río se acerca la hechicera que había presenciado el horripilante suceso y poniéndose de rodillas comienza a implorarle a Arasyl para que se ocupe del alma de la infortunada.
La diosa le pidió templanza a la hechicera y esta de repente ve salir del agua a seis hermosas aves, una era más grande que las demás.
Era la joven convertida en ave, el resto eran cinco machos de la misma especie, la hechicera le dice a la joven que ahora podrá seguir sus instintos y su vida estará limitada al agua y deberá seguir las normas de la naturaleza.
Así es que las jacanas, pueden tener hasta cinco machos y visitarlos en sus territorios solo en la época de reproducción.
El pueblo no volvió a ser lo mismo después de dicho acontecimiento, nadie se atreve asegurar si fue para bien o para mal, o simplemente la aparición de la joven hizo emerger lo oculto y reprimido.
Fuente de consulta: http://avesconhistoria.blogspot.com.ar